Friday, November 11, 2011

Crónica de una tarde de primavera | sobre la exhibición de David Lamelas en el MUNTREF

12:30 del medio día del 11 de octubre y me encontraba con un grupito bastante grande esperando un bus (o bondi según los argentinos) en la esquina del legendario café La Viela en pleno centro de Recoleta.  Llega el bus y, aunque iba sola, me acompañó durante todo el camino la queridísima Graciela Taquini -una de mis profesoras de la maestría, video-artista y gran investigadora del video arte en Argentina y América Latina- en el viaje que nos llevaría a la apertura de la exhibición de David Lamelas en el Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (MUNTREF) titulada David Lamelas, Buenos Aires.  De camino hablamos de cómo me iba como puertorriqueña en Buenos Aires, sobre la maestría, el arte y las exhibiciones actuales donde, por supuesto tocamos el tema del que todos hablaban durante esos días: la instalación de Ernesto Neto en el Faena.  Aquí se nos sumó inesperadamente la artista Marta Minujín y otro señor a la conversación y, ella, muy entusiasmada nos contó cuánto le había gustado también.  Luego nos habló de su próximo performance con pancartas que realizará en una exhibición curada por Rodrigo Alonso en Santiago del Estero.  Todo promete ser un buen evento.  Veremos a ver.


Llegamos a Caseros (menos mal que había tomado ese bus porque les juro que sola no hubiese llegado!).  Al entrar a la sala me encontré con una situación muy particular que creo no me había sucedido antes.  Veo sobre una pared el texto curatorial de la curadora María José Herrera sobre la exhibición pero la mayoría de las obras que están a su alrededor no son de David Lamelas.  "¿Qué es esto?"- pensé.  "¿Será que no hay espacio suficiente en este lugar y pusieron el texto curatorial en la primera sala de la colección del Museo?".  Esta confusión me causó muchas preguntas; primero porque era la primera vez que visitaba ese lugar y no conocía su organización, y segundo porque no había leído algo de antemano sobre la muestra como para saber en qué línea iba.

Esa primera sala contenía obras de artistas argentinos contemporáneos a Lamelas y otras del propio artista.  Lo entendí como una especie de justificación para la validez de las obras de Lamelas que se verían a continuación.  Habían obras de Gyula Kosice, Lucio Fontana, Ennio Iommi, Tomás Maldonado, entre otros y algunas pocas de Lamelas (como las fotografías de su serie Time as activity).  Este interés por utilizar como referentes las obras de otros artistas para destacar su importancia histórica durante los sesenta me parece totalmente innecesaria.  Me hace mucho ruido el tener que ver primeramente obras de artistas muy reconocidos de dicha época para entonces ubicar la obra de Lamelas; como si ésta no pudiera sostenerse sola.  Considero que con la simple mención de su periodo histórico el visitante puede llevarlo contextualizar su obra sin la necesidad de tener presentes un sinnúmero de obras en un espacio que pudo servir para otras producciones del mismo Lamelas.  Además, por lo que he visto en reseñas y otros comentarios, este primer núcleo o sala, ha sido pasado por alto.

Texto de pared por la curadora de la exhibición María José Herrera


La muestra de Lamelas reúne sus obras más importantes realizadas entre 1965 y 1968, periodo previo a su ida a Londres.  La sala inaugura con una fotografía blanco y negro de Lamelas como si nos invitara a recorrer la selección de videos, instalaciones, esculturas lumínicas, dibujos y demás.  La obra de Lamelas se caracteriza por su interés en la desmaterialización de la obra, es decir, por eliminar lo físico en una obra de arte.  Es así como crea las esculturas lumínicas como Límite de una proyección (exhibida inicialmente en la muestra de 1967 Más allá de la geometría y que también se expuso el pasado año en la muestra curada por Rodrigo Alonso Imán: Nueva York en Fundación Proa) en la que proyecta un círculo de luz sobre el piso en una espacio poco iluminado.  También en Proyección donde utiliza dos proyectores en el que un apunta sobre una pared y otro hacia el vacío.  Estas obras, que además de ser site-specific, tienen la particularidad de utilizar el mismo espacio que las rodea como soporte de las obras.  


Izquierda: Límite de una proyección (1967)
Derecha: Proyección
Proyección
Límite de una proyección II (1967)


Otro aspecto que se percibe en sus obras es lo relacionado al tiempo.  Esto lo podemos ver desde la primera sala en donde expone un par de fotografías de su serie Time as Actvity.  En esta serie, que son el registro de una obra fílmica, Lamelas busca tomar un registro de espacio y tiempo de las ciudades donde vivió.  La exhibición presenta las de Buenos Aires, stills específicamente del Congreso, donde el artista capta en un instante el paso del tiempo.


Time as Activity (Buenos Aires). 2010
En esta misma línea de lo temporal se encuentra la instalación Situación de tiempo compuesta por 17 televisores prendidos en un canal inexistente.  Aquí el artista sugiere que el visitante se sumerga por un tiempo definido (8 horas) para poder vivir una experiencia temporal y sentir el efecto de lluvia y el ruido de la señal que emiten los televisores.  Creo que quien único ha podido realizar esta experiencia completa ha sido el personal de seguridad de la sala pues no creo que ni siquiera el artista lo haya completado.




Así mismo lo hace en el video To Pour Milk Into a Glass (1972) en el que por un periodo de 7 minutos y medio aproximadamente podemos notar las variaciones del tiempo y acciones simultáneas. 




En general, la muestra estuvo muy buena y la considero de gran importancia para la historia del arte argentino pues es la primera gran muestra individual que hace en Buenos Aires.  
Acá los dejo con otras fotos de las vistas de sala o installation views y una pequeña biografía del artista.


Vista de sala de la proyección de To Pour Milk Into a Glass.
Corner Piece. 1966
escultura site-specific
Serie de fotografías en donde el artista se presenta como una estrella de Rock
haciendo referencia a la fama y lo ficticia que puede ser.

Dibujos
Dibujos
De izquierda a derecha:
Diana Weschler (coordinadora del MUNTREF), Aníbal Jozami (Rector de la UNTREF),
 David Lamelas y María José Herrera (Curadora) 
Bio:
David Lamelas nace en la ciudad de Buenos Aires en 1946. Estudia en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano. Durante los años sesenta, fue uno de los protagonistas de los movimientos de vanguardia concentrados en la capital porteña en la Galería Lirolay, en el Museo de Arte Moderno (MAM-MAMBA) y luego en el Instituto Torcuato T. Di Tella. En 1968, obtiene una beca de estudios del British Council. Se radica en Londres hasta 1974 y luego se traslada a Los Ángeles, California. Entre 1988 y 1997, dividió su tiempo entre Nueva York y Bruselas, y desde 1999 a la actualidad, vive entre Los Ángeles, París y Buenos Aires. En 1993 recibe la beca Guggenheim y[] en 1998 es nombrado profesor visitante en Berlín a partir de la beca de residencia Deutscher Akademischer Austausch Dienst Stipendium (DAAD) de Alemania. En 1997 se realizó una muestra retrospectiva de su obra en el Witte de With de Róterdam y en el Kunstverein de Munich, donde es publicado el libro “David Lamelas: A New Refutation of Time”. Fuente

No comments:

Post a Comment