Saturday, November 26, 2011

Censura en Buenos Aires... Again!

O no se supieron comunicar bien quienes estaban detrás de esta exhibición o el presidente del Fondo Nacional de las Artes quiere ser el curador.  Esto fue más o menos lo que pasó en la más reciente exhibición que se presenta (en pausa hasta nuevo aviso) desde este pasado 22 de noviembre en el Fondo Nacional de las Artes (FNA) de Buenos Aires titulada Confluencias
Curada por Juan Carlos Romero, esta muestra incluye el trabajo fotográfico de Adrián Álvarez, Marcelo de la Fuente, Marcelo Lo Pinto, María Esther Galera, Julia Mensch, Viviana Portnoy y Ral Veroni.  Todos unidos bajo una propuesta curatorial que plantea en aspectos generales la presentación de un tipo de fotografías que deben observarse y pensarse de otro modo.  Tal como dice el curador, no son fotografías prolijamente ejecutadas pero deben apreciarse de acuerdo al concepto que nos propone el artista. (para más info pueden ver abajo el texto curatorial completo)
Luego de pasar por varias manos (y ojos) y por todo un proceso de selección, aprobación por parte del director de Artes Visuales del FNA para incluirla en su calendario de exhibiciones, preparación, montaje y hasta la publicación del catálogo, la muestra fue clausurada hasta nuevo aviso por el presidente del Fondo, Héctor Valle, debido al contenido de las obras de Marcelo de la Fuente.  
La obra de Marcelo de la Fuente se titula La gráfica del deseo.  Para la misma, el artista se apropió de los anuncios de mujeres que aparecen pegados en las calles y los amplió e intervino en ellos con técnicas de modificación de colores.  Estas fotos de la calle, en mi opinión, son de las cosas más horribles que una mujer puede encontrarse andando por Buenos Aires debido a que son explícitamente gráficas al extremo que si la cámara se acerca un poquito más podemos examinar internamente a esa mujer.  Pero al final de todo esta es la estética de la pornografía.


Fotos de Marcelo de la Fuente
Fuente: Clarín.com


Con este material en mano, el artista comenta en una nota realizada para Clarín: “Tomo algo de la realidad y lo cambio de contexto. Quise sacar un elemento de la gráfica callejera, ponerlo en el de las bellas artes y ver qué pasaba”.  Así, esta apropiación, además de presentar el tipo de estética perteneciente a este estilo de producción gráfica, intenta plantear asuntos más profundos que esa simple lectura, que desde el inicio fue la misión inicial del curador al seleccionar este cuerpo de imágenes.  En la sección del texto curatorial que habla sobre de la Fuente, el curador pone a dialogar su obra con la de otro artista (Adrián Álvarez) y expone lo siguiente: "El proyecto de Marcela de la Fuente y el elegido por Adrián Álvarez tienen en común la presencia de la mujer, solo que para Marcelo la mujer de cada una de las fotos es una crítica al uso de su imagen como objeto de deseo perverso, desde una trágica canalización de la imagen femenina (...)".  
Creo que el asunto está bastante claro.  Incluso, en sala se ubicaron unos rótulos que advierten sobre el contenido de las imágenes y que los menores de 16 años deben estar acompañados por un adulto. Fair enough!
Sin embargo, el señor Valle declara que: "Las caras, teléfonos, paraguayita dulzona... Puede significar trata y discriminación sexual y hay un decreto específico contra los avisos de oferta sexual. Si lo dejo, me van a decir que se prohíbe a los diarios hacer este tipo de publicidad y el Fondo la hace. Y si lo saco, los artistas plásticos me acusan".  ¿Pero qué más podríamos pensar? ¿Este señor entendió bien la propuesta de este artista y el de la misma exhibición? Si hasta el mismo Fondo fue el que imprimió el catálogo, ¿qué pasó entonces?
Considero que el problema radica en las mentes demasiado tradicionales que a veces frecuentan estas muestras.  Está claro que la intención del artista no es lucrarse del negocio de la prostitución sino denunciar el mismo a la vez que evalúa la estética del diseño de este tipo de propaganda.  [Un asunto de censura similar con una exhibición de León Ferrari en el Centro Cultural Recoleta entre el 2004 y 2005.  Sobre este asunto y otros de censura ver la nota en este mismo blog: La libertad de expresión no existe. Algunas anotaciones sobre el caso de censura de León Ferrari y otros ejemplos en el campo artístico puertorriqueño]
En general, la obra de de la Fuente siempre ha trabajado con el tema de la mujer, los espacios íntimos, el cuerpo, el voyeurismo; todos abordados críticamente por el artista.  Así podemos ver en series como: Habitación 16 (fotografías espontáneas obtenidas en un hotel alojamiento o motel), Klay (fotografías obtenidas con una webcam de baja resolución), entre otras.



Marcelo de la Fuente
Habitación 16. 2002
Parte de una serie de 5 fotografías, 20 x 30cm c/u
Marcelo de la Fuente
Klay. 2003
Marcelo de la Fuente
Enero. 2004
30 x 45 cm
Marcelo de la Fuente
Poster. 2008
Fotografía digital, 80 x 80 cm
Marcelo de la Fuente
Agosto 11. 2006
Fotografía digital, 97 x 120 cm
Marcelo de la Fuente
Nov08981
Fotografía digital, 80 x 100 cm


Esta situación también me recuerda a todas las griterías que surgen siempre alrededor de la obra de Gustave Courbet titulada El origen del mundo.  Aunque esta es una obra de 1866 todavía sigue dando de qué hablar.  Primero, cabe recordar que la misma fue exhibida públicamente alrededor de un siglo después de su creación (en 1988).  Asimismo, recuerdo cuando visité su exhibición retrospectiva en el Museo de Arte Metropolitano (MET) de Nueva York en 2008 que, luego de buscar como loca dónde estaba colgada esta famosa obra, lo que más me llamó la atención, pero que de alguna manera lograron muy bien, fue la manera en que utilizaron módulos y modificaron el diseño de sala para la exhibición "adecuada" de esta obra.  El equipo del museo hizo como un tipo de salita aislada en donde colgaron la obra junto con otras fotografías y pinturas eróticas de la época no sin antes ubicar un rótulo antes de entrar a este espacio, al igual que esta en el Fondo, sobre el contenido que el visitante iba a experimentar al entrar allí.  Entonces, es elección del visitante querer entrar a esa sección y si permite que algún menor lo acompañe.  Por tanto, esto no compromete al MET ni a ninguno de sus empleados en el contenido, concepto o propuesta que el artista quiso proyectar en esa obra; simplemente respetan su legado y lo presentaron como una de las obras maestras del artista en esa gran retrospectiva.  Es lo más lógico que se pueda hacer si se quiere respetar las posibles ofensas que pueda causar el contenido explícito de alguna obra de arte.


Gustave Courbet
El origen del mundo (L'origin du monde). 1866
Óleo sobre lienzo, 46 x 55 cm
Museo de Orsay, París, Francia


¡Pero ahí no acaba todo!  Recientemente, Facebook desactivó la cuenta de uno de sus usuarios por haber posteado esta imagen pero luego se la volvieron a activar con la advertencia de que no siga poniendo fotos de desnudos en su página de Facebook.  Este asunto pica y se extiende... 
Para finalizar, se supone que el Sr. Valle se reúna con los directores del Fondo esta semana para decidir qué se hará con la muestra.  Cuando me entere de lo nuevo les notificaré.  Vamos a ver quién puede más, si la validez de una propuesta artística o el poder del Fondo para censurar y presentar un gusto determinado a su público para no "dañar" su imagen como institución...  


Texto curatorial:
Para hablar de la fotografía puesta en manos de estos artistas, será posible hacerlo desde el lugar que no es el de la fotografía tal como estamos acostumbrados a ver. 
Las obras que aquí se muestran están directamente asociadas a una forma distinta de pensar la fotografía, donde cada uno lleva adelante una propuesta diferenciadora. 
No son originales, como se suele decir a esas fotografías prolijamente ejecutadas o bien producidas en el laboratorio, sino que estos trabajos son portadores de una idea que en unos casos se condice con una estética de las llamadas buenas imágenes y en otras se acerca a una estética “basura”. 
Lo que cada uno de estos artistas propone en sus trabajos es un concepto que nos habla de lo que no vemos y que sí lo que podemos llegar a encontrar más allá de sus imágenes. No nos exigen observar lo fotografiado, sino lo que esta detrás, lo oculto, lo no dicho.  
El espectador tendrá que asociar su experiencia con la del artista para descubrir esa zona oculta y así llegar a comprender el significado de cada imagen.  
Analizando la intención de cada uno podemos encontrar notables diferencias entre los distintos proyectos pero al final un hilo conductor llevará a fijar la mirada sobre estas obras que conforman lo que hay incluido en el proyecto “Confluencias”. 
Asi es que Ral Veroni y Julia Mensch en el campo de la documentación establecen un rigor en la elección de los espacios en los cuales van a llevar a cabo sus obras, utilizando los escenarios posibles para el logro más efectivo de sus trabajos. Así de esa forma afirman que el tiempo sólo se puede medir mediante el ejercicio de la memoria. 
El proyecto de Marcelo de la Fuente y el elegido por Adrián Álvarez tienen en común la presencia de la mujer, solo que para Marcelo la mujer de cada una de las fotos es una crítica al uso de su imagen como objeto de deseo perverso, desde una trágica canalización de la imagen femenina. En cambio los reflejos insinuados enAdrián llaman al espectador a repensar qué es lo que están sugiriendo estas figuras casi fantasmales, que viajan de uno a otro lugar, de adentro afuera y viceversa, obligando a ver que todo es relativo y que nada es de una vez para siempre. 
Viviana Portnoy escribe con sus paisajes un largo monólogo y como un monje budista por medio de una letanía induce a quien se planta frente a sus fotos a meditar acerca del vacío zen, que como el extenso universo, también se compone de un vacío existencial. 
María Esther Galera transfigura paisajes abstractos en paisajes fragmentados a través de meticulosas fotografías que hacen viajar a mundos que inducen al sueño y a la fantástica idea de espacios psíquicos, llenos de luz, de sugerentes colores y de mágicos lugares de la conciencia. 
Por último Marcelo Lo Pinto con la fotografía trabaja una sutil imagen del mar que en un movimiento continuo conceptualiza la idea del instante y a su vez en el video relacionado con un montaje, propone en un sentido inverso, la producción que convierte al trabajo humano en un presente continuo. 
Esta es la propuesta de confluencias, sólo una idea reflejada en siete artistas para los cuales la fotografía es solamente una herramienta que les ayuda a esbozar lo que piensan a través de imágenes.  

Juan Carlos Romero
28 de Octubre de 2011
Fuentes:
"Confluencias", Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, Argentina.
"Marcelo de la Fuente", Artistas, Galería 713 Arte Contemporáneo.
"Marcelo de la Fuente"Bola de nieve, Espacio Fundación Telefónica.
Kolesnicov, Patricia. "Hizo arte con avisos de sexo y el FNA cerró la muestra", Clarín, 26 de noviembre de 2011. 

2 comments:

  1. Creo que había que mirar bien la obra del artista, quizá la reflexión que propone se elabora en sí misma en base a construcciones sexistas pobres. Es decir, ok embellece las fotos de obvia trata de mujeres, ¿Y?

    El resto de su obra me provoca una reacción similar. Pienso que quizá es por eso el porqué la obra no resulta contundente para el director del FNA, y por contundente quiero decir que es confusa en cuanto a su supuesta crítica.

    De ninguna manera defiendo la censura, sino que pienso que quizá, simplemente la curaduría (con su idea ñoña de "ver más allá") y la obra misma no se sostienen.

    Además, pensaba que "cerrar muestras" ya no se usaba, de otra manera "las mentes demasiado tradicionales" que mencionas ni siquiera se hubieran enterado de que existía.

    ReplyDelete
  2. Puede ser que tengas razón también. Este es un problema que incita a un montón de reflexiones. Y sí, probablemente la propuesta del artista no se haya plasmado tan fuerte como quizás pretenda su concepto pero el problema radica en el sistema. Me refiero a que aunque desde un principio se supo del contenido de las obras, pues como todos sabemos una muestra no se monta en una semana, vinieron y la cerraron hasta nuevo aviso, o sea, la censuraron. La gente del Fondo nunca quiso utilizar la palabra censura pero es clara la acción.

    Concuerdo contigo en que si no hubiese pasado esto probablemente ni nos enteraríamos de la muestra. Yo ni sabía que estaba esa exhibición desde el martes. ¿Pero quién sabe qué iba a pasar? solamente lleva un par de días y no se le dio tiempo ni a que se redactara una reseña... También hay que conocer la manera en que el Fondo promociona sus exhibiciones, en dónde las anuncia, hacia qué público desea dirigirlas, etc. Así conoceríamos un poco también la dinámica de ese espacio. De todas formas, si iba a ser de esas muestras que ocurren en organismos oficiales y poca gente las frecuenta, con este asunto ahora sí que la van a visitar! Es un mecanismo buenísimo de publicidad para la muestra y el mismo artista.

    Si la abren esta semana, ¿la visitamos?

    ReplyDelete